Aninés Macadam - editora - aninesmacadam@gmail.com

jueves, 22 de diciembre de 2016

Rabanitos

Comer y beber
Rabanitos
Muy apreciados por su color escarlata y su sabor picante.
Los colores de la raíz varían desde el blanco al negro pasando por colores rojo pálido a escarlata brillante.
El tamaño de las raíces oscila desde pequeñas hasta grandes, siendo los pequeños los más apreciados en el mercado español.
El rabanito se cultiva comercialmente en muchas partes del mundo. Normalmente, el rabanito se come en crudo y en ocasiones, las hojas tiernas se cortan y se echan en ensaladas. Las variedades de hoja larga se usan para cosecha de finales de primavera y verano.
Las variedades precoces de hoja corta se usan para principios de primavera y otoño.
Algunas de sus bondades
La base del tallo y parte de la raíz se encuentran engrosadas formando un tubérculo o fruto carnoso subterráneo. Es de color rojo aunque por dentro es blanco, tiene olor fuerte y sabor picante.
Este rubro tiene algunas bondades medicinales, entre ellas la de proteger la vesícula biliar.
Antiséptico, expectorante, diurético, reconstituyente y vulnerario.
Su cocimiento es útil para desinfectar y cicatrizar heridas, llagas y granos.
En enjuagues bucales ayuda a desinfectar las encías, cicatrizar el fuego de la boca. Aplicado como fricción en el cuero cabelludo restituye el cabello que se ha caído por alguna infección.
Su jugo es recomendado en el tratamiento de las afecciones urinarias como cálculos renales y biliares.
Elimina las impurezas del organismo y actúa como un excelente reconstituyente, ya que es una gran fuente de yodo, vitaminas y minerales.
Puede usarse en caso de congestión bronquial para aliviar la tos y el dolor de pecho, baja la fiebre y facilita el descanso.
Perfectamente puede combinarse con otras plantas como el apio y espinaca. Con esta mezcla se utiliza como un excelente reconstituyente. 
Video:
https://www.youtube.com/watch_popup?v=FcTpmAR9w58&feature=related

No hay comentarios:

Publicar un comentario