Aninés Macadam - editora - aninesmacadam@gmail.com

martes, 19 de mayo de 2015

Durazno

 
Comer y beber
Durazno
El durazno tiene propiedades diuréticas, laxantes y antioxidantes.
Bajo la piel aterciopelada de esta dulce fruta sensual, delicada y sabrosa, se esconde un verdadero tesoro para la salud de las células. Posee tres vitaminas antioxidantes: A, C y E, que ayudan a evitar el envejecimiento precoz y la degeneración de los tejidos, a reforzar las defensas orgánicas del sistema inmunológico, y a vivir más años y mejor.
El durazno es un fruto de olor agradable, esférico, de seis a ocho centímetros de diámetro. Tiene un surco profundo que ocupa media circunferencia. Su piel es delgada, vellosa, de color amarillo con manchas encarnadas. Su capa media o pulpa es amarillenta, de sabor agradable y está adherida a un hueso pardo, duro y rugoso, que encierra una almendra muy amarga.
Lo que no es muy conocido es que esta fruta no sólo sirve para elaborar jugos, postres o mermeladas, sino que también posee virtudes terapéuticas y protectoras conocidas hace siglos.
Por algo el sabroso durazno fue adoptado como símbolo de la longevidad y la inmortalidad por la filosofía taoísta, en China, de donde procede originalmente este árbol. Aunque en tiempo de los antiguos romanos fuera importado desde Persia. 

Video: https://www.youtube.com/watch_popup?v=yDohEktMtAk  
Video: http://www.youtube.com/watch_popup?v=43jlsWhUQBY

No hay comentarios:

Publicar un comentario