Aninés Macadam - editora - aninesmacadam@gmail.com

domingo, 2 de agosto de 2015

Azul y oro - cuento boquense


Caricatura de Fernando Komel, ilustrador y diseñador

AZUL Y ORO


A MI VIEJO
Don Miguel Vicente


El último rayo de sol  acarició las casas, veredas y árboles del barrio, hasta adormecer definitivamente la tarde; dejando en el ambiente, esa extraña sensación de vacío.

Aceleré el choche, crucé, Retiro, luego Alem y finalmente  Brown.  Me dejé  llevar deseaba hundirme  en el paisaje. En todas y cada una de las calles, esquinas y casas, ya lejanas, que abarcaban mi otro tiempo.
Bordeé el parque Lezama  y finalmente  la calle larga.

Sonreí, recordando  aquellas tardes de verano, por la calle larga que va al parque. Luego crucé frente a casa amarilla. Después, después me sumergí en mis pensamientos.

Al llegar a Pedro de Mendoza  desaceleré la velocidad. En el primer hueco que encontré dejé el coche.
Caminé  por la escollera, de a ratos giraba  para observar el puente, y así, una y otra vez.
Cientos de imágenes giraban en el silencio del paisaje.
Sentí sed, con la vista busque el bar,  y hacia allá me dirigí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario